Paciente-Impaciente (PI) vs Impaciente-Paciente (IP)

“Nos hacemos viejos demasiado pronto, e inteligentes demasiado tarde”

Es común que al llegar a cierta edad, la gente se pregunte “¿Qué tan mejor hubiera vivido de haber sabido esto antes?”

¿Qué consejo le darías a tu yo más joven?

El filósofo romano Séneca dijo  “Actuamos como mortales para todo lo que tememos y actuamos como inmortales para todo lo que deseamos”. Piensa en eso por un momento…

Paciente-Impaciente (PI) vs Impaciente-Paciente (IP)

La gran generalidad de las personas en este planeta son PI, Pacientes para empezar las cosas e Impacientes para darles seguimiento. El ritmo de aprendizaje al que nos han condicionado, es igual. Somos muy pacientes, tenemos metas establecidas para dentro de 20 años y pensamos: “Solo tengo 18 años y no se mucho de dinero, pero está bien porque la gente a mi edad no sabe mucho de dinero. Para cuando tenga 40 años tendré ese conocimiento”. Eso es actuar como si fuésemos inmortales ¿Por qué tener una línea de aprendizaje tan lenta? ¿Por qué ser tan pacientes? Esa forma de pensar solo nos va a servir para crear muchos arrepentimientos;  carencia de salud física;  pobreza; malas relaciones e infelicidad.

Todos tenemos deseos. Te garantizo que quieres gozar de salud física o que quieres tener cierto nivel de riqueza (todos tenemos necesidades materiales). Sé que quieres algún tipo de conexión con otras personas (amigos, familia, amor), pero hay que saber cómo obtener estas cosas sin caer en lo que aparentemente luce más sencillo y común, de lo contrario estaremos atrapados en una falacia.

Quieres perder unos 5 kilos, pero te esperas hasta que sea año nuevo. Quieres empezar a salir con alguien pero te esperas hasta el próximo mes, o tal vez piensas que en uno año vas a empezar a ganar más dinero, pero: ¿Lees al respecto, te preparas, estudias, estás construyendo nuevas habilidades, tomas acciones?

La mayoría de la gente va por la vida como si existiera un lejano horizonte imaginario ¿Sabes lo que hemos aprendido de ese horizonte? Que no funciona como en la época previa a Cristóbal Colón donde se creía que ese horizonte representaba el fin del planeta. La realidad es que no existe ese borde, ese límite, y si sigues por ese camino continuaras dando vueltas y vueltas. Así que si tu plan es ir detrás de ese espejismo del tiempo milagroso en donde te harás bueno en manejar tus finanzas de la noche a la mañana, solo estarás navegando por el mundo de manera Paciente-Impaciente. Puede que eventualmente por azares del destino te encuentres con el dinero, pero serás demasiado viejo como para disfrutarlo y habría sido producto de una anomalía.

Tienes que ir tras lo que quieres de manera Impaciente. No actúes como si fueras inmortal y tuvieras todo el tiempo del mundo para obtener las cosas buenas de este planeta. ¡No quieres ser viejo demasiado pronto e inteligente demasiada tarde!  No quieres ser eventualmente próspero, no quieres eventualmente tener un cuerpo con músculos marcados, no quieres “algún día” encontrar a la pareja ideal. Lo que quieres es ser IP, Impaciente-Paciente. Es decir, comenzar cuanto antes y ser constante en el recorrido; eso te llevará mucho más lejos que cualquier otro camino.

La gente exitosa le tiene demasiado respeto al tiempo. Saben que cada momento del día es oro puro, si es bien utilizado. Saben que la mayoría de la gente desperdicia el tiempo, así que los pocos que lo exprimen al máximo tienen una ventaja considerable en la vida. Una pequeña inversión de tiempo diariamente puede pagar enormes dividendos. Valoran a la persona que será beneficiada (el yo del futuro), tanto como a la que está haciendo el trabajo (el yo del presente).

Elon Musk dijo “Si todos trabajan 40 horas a la semana y tu trabajas 100 horas a la semana, alcanzarás en 3 meses lo que a ellos les tomará casi un año” Y claro que tiene que haber un balance en tu vida, por lo que si a lo que le llamas trabajo lo sientes como una carga, probablemente tengas que cambiar de profesión.

Es típico que tienes el plan de tocar un instrumento “algún día”. Eres muy pacientes con ese tema: “En 20 años seré bueno tocando el piano”, pero la realidad es que cuando pasa el tiempo y te sientas a tocar el piano,  si no se te da de inmediato, te impacientarás y lo dejarás en una semana (Paciente-Impaciente).  Nos seas así ¡Empieza hoy! Se Impaciente para empezar, pero Paciente en el proceso de aprendizaje. Si tienes esa corazonada de querer tocar el teclado (o cualquier cosa); ve y consigue un teclado hoy, saca tu celular y toma una clase por You Tube o haz lo que tengas que hacer para empezar de inmediato.  Una vez que estés en ese punto es cuando hay que ser pacientes. Se rápido para empezar y paciente para continuar día tras día. Probablemente te tome más de un año para empezar a ver los beneficios, por eso hay que ser pacientes en el proceso y no para el comienzo.

Si quieres perder peso, comienza hoy a ejercitarte y a moderar tu alimentación, pero no te precipites. En lugar de querer perder 2 kilos por semana, ¿por qué no perder medio kilo (o menos) por semana constantemente, durante mucho tiempo? Así le darás tiempo a tu cuerpo y al universo para que asimilen los cambios sin repercusiones negativas. Perder peso muy rápido puede traer problemas potenciales de salud – es como si alguien nunca hace ejercicio y de pronto decide hacer un maratón. Es probable que muera de un infarto –  por eso hay que ser pacientes una vez que te encuentres en el camino indicado.

“La cerca que se construye rápido, se cae rápido.”  Digamos que te metiste a un programa para perder peso muy rápido y bajaste 10 kilos en un mes, es muy probable que hayas hecho algo que no es sustentable y recuperes ese peso igual de rápido. Así sucede con cualquier cosa: El dinero, relaciones personales, salud, etc.  Contrario a lo que creemos y esperamos, no podemos hacernos buenos de la noche a la mañana en hablar inglés, tocar guitarra, matemáticas, negocios, persuasión, estándares sociales, levantamiento de pesas, meditación, o alguna otra actividad. Roma no fue construida en un día, pero el primer carpintero empezó el primer día con el primer martillo y el primer clavo.

Sé un IP, de este modo estarás cambiando las conexiones neuronales en tu cerebro para deshacerte de la desidia, de lo contrario estarás programando a tu mente para siempre posponer las cosas.

Lo que sea que tengas en mente, comienza hoy y actúa – en vez de esperarte hasta año nuevo, o el mes que viene, o el lunes que viene – , después da pasos pequeños pero constantes. Puede que pienses: “de eso modo tendré años de esfuerzo.” La mayoría de las veces (si estás en el camino correcto), como dijo Sigmund Freud, voltearás al pasado a ver esos años de lucha como los más preciados de tu vida.

No bases tu vida en anomalías y verás que los resultados hablarán por si solos. Empieza hoy!

Por tu éxito,

Alejandro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s