El Poder Transformador de la Disciplina

 

Necesitas únicamente una cualidad para tener éxito: “Tienes que ser disciplinado”.

En un principio me costaba trabajo ser disciplinado. Relacionaba la disciplina con una especie de castigo. Lo cierto es que la  disciplina es la habilidad de darte una orden y seguirla. Si eres disciplinado, puedes tener cualquier cosa que desees seriamente.

A pesar de ser algo tan básico y simple, es muy malentendido. Todas las personas que obtuvieron éxito por su cuenta, ya sea tener mucho dinero, manejar un negocio exitoso o vivir la vida en sus propios términos, desarrollaron la habilidad de auto-disciplina. Sin embargo, mucha gente piensa erróneamente que a la gente exitosa le gusta hacer todas las cosas que hacen. Eso es totalmente falso.

A los exitosos les disgusta  hacer lo mismo que a ti te disgusta, sin embargo, lo hacen. Se levantan temprano, se aseguran de estar frente a un prospecto cada mañana antes de las 9:00 AM., entrenan, cuidan su salud y estudian, mientras… otros ven la TV.

¿Porqué hacen cosas que les desagradan?  Porque saben que en muchas instancias ese es el precio que tienen que pagar para obtener éxitos. Así que se disciplinan para hacer cosas que saben que tienen que hacer, les guste o no.

Yo soy una persona muy disciplinada. No me importa si todos los demás están trabajando. No me importa lo que los demás estén haciendo. Se lo que tengo que hacer, y lo hago. No siempre fui de esta manera. No creo que nadie nazca siendo naturalmente disciplinado. Así que no te preocupes si actualmente careces de disciplina, es algo que puedes desarrollar con la práctica; y entre más lo practiques, más disciplinado te volverás.

Estas son tres cosas que puedes hacer para empezar:

  1. Date cuenta de que si quieres algo diferente en tu vida, tienes que hacer las cosas de diferente manera. Después, date la orden de hacer lo que sabes que tienes que hacer, y síguela.
  2. Comienza a programar tu día desde el momento en que te despiertas hasta el momento en que te preparas para dormir. Si tienes tu día programado, serás más apto para hacer las cosas que realmente necesitas hacer para llegar a donde quieres.
  3. Mantén la imagen de éxito en lo que sea que deseas hacer. Visualiza un cambio completo. Después, permite  que esa visión se despliegue todos los días.

No será fácil en un principio, sin embargo, te harás cada vez más fuerte. Posteriormente serás capaz de hacer lo que quieras, en lugar de únicamente hacer lo que crees poder hacer.

Por tu éxito,

Alejandro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s